Nuevo reporte anual de los abortos de Planned Parenthood


Por: Diego López Marina | Fuente: ACI Prensa



Tras seis meses de retraso, la multinacional del aborto Planned Parenthood (PP), acusada de traficar con órganos de bebés abortados en sus instalaciones, publicó finalmente su reporte anual del año fiscal 2015-2016, que trajo consigo cifras escalofriantes, como las de sus millonarias ganancias; y varias mentiras.

El nuevo reporte muestra un patrón que se repite en los últimos años: un aumento del número de abortos y de fondos federales recibidos del gobierno, mientras que disminuye el número de pacientes y otros tipos de servicios como los de anticoncepción y los que no son abortivos.

Pero eso no es todo, la multinacional del aborto aprovechó el documento de 35 páginas para sostener afirmaciones que ya han sido refutadas como la de la veracidad de los videos del Center for Medical Progress (CMP), que la acusan de traficar con órganos y tejidos de los bebés abortados en sus instalaciones.

Las cifras del reporte 2015-2016

Planned Parenthood sigue manteniendo su estatus como el proveedor de aborto más grande en los Estados Unidos. En el 2015-2016, los abortos aumentaron de 323.999 a 328.348, practicándose 897 abortos por día.



Además, la financiación gubernamental recibida aumentó de 553,7 millones de dólares a 554,6 millones. Es notoria la diferencia al comparar los fondos federales recibidos por PP en el 2006 en el periodo presidencial de George W. Bush, donde obtuvieron 336,7 millones de dólares por impuestos, es decir 217 millones menos.

Los ingresos totales en 2015-2016 fueron de 1.354 millones de dólares, siendo los más altos que ha recibido hasta el momento la organización.

Las ganancias fueron de 77 millones de dólares, que se traducen en 19 millones más que el año anterior, a pesar de ser una organización sin fines de lucro.

El reporte también indicó que el número de clientes disminuyó en 100 mil: pasando de 2.5 a 2.4 millones personas, y alrededor de 500 mil menos en comparación a hace cinco años.

Acerca de los servicios de anticoncepción, promocionados por la cadena de aborto como su principal rubro, estos también cayeron de 2.94 millones a 2.8 millones de atenciones en los últimos dos años.

Asimismo, en el periodo 2014-2015, PP atendió a 17.419 personas en el área prenatal, mientras que en el periodo 2015-2016, ese número casi se redujo a la mitad, siendo en total 9.419.

De esta manera se confirma el resultado del reportaje encubierto de la plataforma Live Action, en el que se descubrió que de 97 clínicas de Planned Parenthood Federation of America (PPFA) visitadas en diversas partes del país, tan solo se encontraron 5 que brindaban este servicio.

“Ahora sabemos por qué el mayor proveedor de abortos del país tomó tanto tiempo para publicar su informe anual: su mensaje durante meses fue expuesto como humo. Obtienen más dinero que nunca del gobierno mientras sirven a menos y menos personas”, detalló el 30 de mayo la Presidenta de Students for Life of America, Kristan Hawkin.

En la misma línea, otros servicios no abortivos como el número de los exámenes de detección de cáncer de mama y Papanicolaou, también disminuyeron.

Por ejemplo, en comparación al periodo 2005-2006, donde PP realizó 2.007.371 exámenes de detección de cáncer y tuvo 3.1 millones de clientes, en el reporte 2015-2016 realizó solo 665,234 exámenes de detección de cáncer y tuvo 2.4 millones de clientes.

Entre otras estadísticas, PP asegura tener 300 grupos divididos en campus universitarios, superando a los 275 identificados en informes anteriores.

“Ellos han demostrado que tienen el lugar número uno en nuestra nación como el Wal-Mart de la industria del aborto, y su lucha para demostrar que merecen la financiación del gobierno es una farsa completa”, añadió Hawkin.

“Hay literalmente miles de otros centros financiados por el gobierno federal que ofrecen atención médica verdadera, son más accesibles y asequibles que Planned Parenthood, y no están plagados de escándalo”, subrayó.

Las mentiras

Además de las escalofriantes cifras, la revista National Review dedicó un artículo para desmentir 3 mentiras que la multinacional abortista planteó para favorecerse y que ya han sido refutadas en el pasado.

1. Los videos de CMP fueron “muy editados” y “amplia y profundamente desacreditados”

Esta afirmación ha sido refutada por un análisis forense y por la investigación de 16 meses realizada por el Congreso de Estados Unidos.

La afirmación de que los videos fueron “engañosamente editados” está también desacreditada debido a que, cuando el CMP publicó la serie de videos, también reveló el material de archivo completo de todas las entrevistas encubiertas, junto a sus correspondientes transcripciones.

Además, se realizaron dos estudios forenses independientes encargados de evaluar los videos, pero encontraron que nada de importancia fue alterado en las versiones completas subidas por CMP.

El primer estudio fue encargado por Planned Parenthood a Fusion GPS, mientras que el segundo fue realizado por Coalfire Systems, Inc..

Por otro lado, en la investigación del Congreso a los alegatos del CMP se encontró evidencia sustancial que corroboraron las imágenes de video.

La comisión de investigación de la Cámaras de Representantes Congreso encontró que PP alteraba los procedimientos de sus servicios de aborto para obtener órganos intactos y venderlos a precios más altos.

Como resultado de esta y otras pruebas, el grupo delegó el caso de la filial de Planned Parenthood de la Costa del Golfo a la fiscal general de Texas para una investigación criminalística.

Luego, el Comité de Justicia del Senado delegó los casos de otras cuatro filiales de PP al Departamento de Justicia y al FBI para una mayor investigación criminal.

2. Las mujeres estadounidenses perderán atención esencial si se retiran los fondos públicos a PP, no solo la que provienes del aborto, que es solo un 3% de los servicios

A pesar de la repetición de la estadística del 3%, esta ha sido desacreditada en numerosas ocasiones, incluyendo artículos publicados en medios como Slate y The Washington Post.

En su testimonio ante el Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental del 2015, Cecile Richards, Presidenta de PP, indicó que la organización da servicios a 2 millones 700 mil personas al año.

Si en 2014 su reporte anual reconoce 327.653 abortos, esto sería al menos el 12 por ciento de sus servicios anuales, apuntó el informe del Congreso.

Planned Parenthood, indicó el reporte, realiza poco menos de la mitad de los abortos de Estados Unidos, “e informa haber realizado más de 1 millón 650 mil abortos durante los últimos cinco años”.

Recientemente, extrabajadores de clínicas de PP revelaron que existe un sistema de formación e incentivos para estimular a los empleados y conseguir el mayor número de abortos posible. Aquellos que superaban las cuotas eran premiados con fiestas de pizza y vacaciones pagadas.

Además, está confirmado que la organización proporciona menos del 1% de las pruebas de Papanicolaou del país y menos del 2% de exámenes de mama y detección de cáncer.

3. La gran mayoría de los estadounidenses, y especialmente los jóvenes, de manera inequívoca apoyan a Planned Parenthood y el acceso al aborto

Si bien la mayoría de los estadounidenses apoyan el “derecho legal al aborto”, sobre todo al principio del embarazo, una serie de encuestas recientes revelan que los estadounidenses en general apoyan las restricciones al aborto tardío, y la mayoría se opone sistemáticamente a la financiación federal del aborto.

Una encuesta de finales de 2016 reveló que casi dos tercios de los estadounidenses apoyan la legislación que prohíbe el aborto después de la semana 20 del embarazo. Entre ellos casi el 8% eran millenials.

Otra encuesta de finales de enero de 2017 reveló que el 74% de los estadounidenses, incluyendo el 54% de personas a favor del aborto, apoyan colocar al menos algunas restricciones al aborto.

Esta encuesta mostró un resultado similar a 2016: dos tercios de los estadounidenses se oponen a la financiación federal del aborto.