31 de Julio, 2017, 11:10: ALFRE306Familia y Sociedad
El hombre fiel es el que confirma su opción fundamental con cada una de las pequeñas decisiones que forman el entramado de su existencia.


Por: P. Dennis Doren L.C. | Fuente: Catholic.net




La fidelidad hoy en día es un término que ha perdido valor y sentido, sin embargo, es una virtud que está al alcance de todos y que tiene infinitas expresiones en cualquier campo de la vida humana para enriquecernos y hacernos buenas personas.

Es fiel, el amigo que no vuelve la espalda a los suyos en los momentos de dificultad, más aún, los acompaña y les brinda todo su apoyo moral y material.

Es fiel, el novio que ni de lejos juega con el amor de su prometida, sino que lo cultiva con los pequeños detalles de cariño y afecto: la invita a salir, la respeta, evita lo que le molesta.

Es fiel, el esposo que después de una larga aventura de años y años con su mujer, cada mañana le brinda la misma frescura de su amor en su beso de "¡Buenos días!"; reina entre los dos un ambiente de total confianza, porque saben que son fieles y ninguno fallará.

Es fiel, el hombre consagrado que cada mañana se presenta ante su Señor con una sonrisa en los labios y un sincero "Gracias por el nuevo día. Aquí estoy para hacer tu voluntad".

Nadie es verdaderamente fiel por temor al castigo, esto no sería auténtica fidelidad. La fidelidad es un compromiso que nace de lo más hondo de nosotros mismos, es un "conozco las consecuencias y quiero, con todo lo que implique...". El hombre fiel es el que confirma su opción fundamental con cada una de las pequeñas decisiones que forman el entramado de su existencia; es un hombre libre que aceptó y sigue aceptando, que amó y sigue amando. La fidelidad es la confirmación diaria de un sí, que no pertenece al pasado.

Los frutos del que es fiel no se hacen esperar. La felicidad profunda y la alegría verdadera, vienen a constituir el fruto más evidente de la auténtica fidelidad. El hombre fiel es maduro, sincero, trabajador, realista; hay una coherencia entre lo que es y dice ser.

Ser fiel es creer, confiar, amar…, sufrir con resignación, aguantar con paciencia, esperar contra toda esperanza, luchar sin desalentarse, empeñarse en la meta, apasionarse por el ideal, perseverar en medio de las más atroces dificultades… para corresponder a otro que primero nos ha sido fiel. Para nosotros, cristianos, ese Otro se escribe con mayúscula y su nombre es Jesucristo. Les dejo esta historia, que espero les ayude a confiar y valorar cada acto de fidelidad.

Fue en el año de 1912, la señora Straus y su esposo, eran pasajeros del Titánic en el fatídico viaje. No muchas mujeres se hundieron con el barco, pero la señora Straus fue una de las pocas que no sobrevivieron por una sencilla razón: no podía soportar separarse de su marido.
Así es como Mabel Bird, la sirvienta de la señora Straus, quien sobrevivió al desastre, narró la historia después de su rescate:

Cuando el Titánic comenzó a hundirse, los primeros en pasar a los botes salvavidas fueron las mujeres y los niños dominados por el pánico. El señor y la señora Straus estaban tranquilos, consolaban a los pasajeros y ayudaron a muchos a entrar en los botes. Si no hubiera sido por ellos, declaró Mabel, me hubiera ahogado. Yo estaba en el cuarto o quinto bote salvavidas, la señora Straus me obligó a entrar en el bote y me cobijó con algunas frazadas gruesas.

El señor Straus suplicó a su esposa que subiera al bote salvavidas con su sirvienta y los demás. La señora Straus comenzó a hacerlo, y con un pie ya en la borda, de pronto cambió de parecer, se dio la media vuelta y regresó al buque que se hundía.

"¡Por favor, querida, sube al bote!", suplicó su esposo. La señora Straus miró profundamente a los ojos del hombre con quien había pasado la mayor parte de su vida, el hombre que había sido su mejor amigo y siempre un consuelo para su alma. Se aferró a su brazo y acercó el cuerpo tembloroso de su esposo al suyo.

"No", se dice que la señora Straus respondió desafiante, "no me subiré al bote, hemos estado juntos durante demasiados años, ahora somos viejos y no te dejaré; a donde tú vayas, yo iré".
Amigos míos: Ahí fue donde se les vio por última vez, parados, brazo con brazo, sobre la cubierta, a esta devota esposa, abrazada valerosamente de su esposo, a este amoroso esposo, estrechando protectoramente a su esposa, al hundirse el barco...


Juntos por siempre. Una fidelidad incondicional.

 
Preguntas o comentarios al autor
  • P. Dennis Doren LC

30 de Julio, 2017, 12:12: ALFRE306Familia y Sociedad
Algunas frases expresan verdades a medias, o medias mentiras, o mentiras completas, o sugestiones atractivas pero carentes de seriedad


Por: P. Fernando Pascual | Fuente: Catholic.net



Un periódico, una película, un libro, un personaje famoso, un científico con un premio internacional, pueden promover una frase sugestiva que pasa de boca en boca, de pantalla en pantalla, hasta el punto de convertirse en una especie de mantra.

En realidad, algunas de esas frases expresan verdades a medias, o medias mentiras, o mentiras completas, o sugestiones atractivas pero carentes de seriedad. Además, en muchos casos, esas frases impiden pensar cuando son acogidas como algo ya definitivo, cuando la realidad es mucho más compleja.

“Las guerras no llevan a ninguna parte”. ¿De verdad? ¿No llevan en ocasiones a la destrucción de una tiranía? O, por el contrario, ¿no empeoran la vida de millones de personas, incluso de los vencedores? El problema de las guerras es que llevan a muchas partes...

“El cambio climático es un grave daño para el planeta”. ¿Seguro? ¿Qué entendemos por daño? ¿No ha habido cambios climáticos hacia el frío o hacia el calor a lo largo de la historia terrestre? ¿Por qué algunos desean conservar a toda costa la situación “ahora” en la que vivimos? ¿No podemos imaginar en un nuevo escenario climático posibilidades y mejoras para muchos, sin excluir, ciertamente, daños para otros?

“Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”. Sin entrar en la discusión del autor y del contexto de la frase, ¿cómo puede llegar a ser verdad algo por el simple hecho de que es repetido una y otra vez? Una mentira no deja de serlo aunque la acepten millones de seres humanos.



“El aborto es progresista”. Si se entiende por progreso una mejora en la vida de las personas y de los grupos, el aborto no puede ser nunca progresista, porque en cada aborto se comete una injusticia sumamente grave: la eliminación de la vida humana de un hijo en el seno materno. Si hay algo claramente “antiprogresista” es el aborto...

“El cuerpo es mío y hago con él lo que quiero”. ¿Seguro? Porque el cuerpo sigue unas leyes biológicas y físicas que no dependen de nosotros. Además, millones de seres humanos no tienen un mínimo de comida para tratar a ese cuerpo con el cuidado que se merece. Y la propaganda ha creado manías que esclavizan a hombres y mujeres a un esfuerzo muchas veces absurdo y dañino para su propio cuerpo por imitar un “modelo” que nada tiene de sano...

“El relativismo es el fundamento necesario para la democracia”. Si relativismo significa que todas las posiciones valen lo mismo, ninguna democracia podría subsistir ante quienes adoptan posiciones violentas, racistas, intolerantes,... Ningún sistema político llega muy lejos si admite que todas las posiciones (todas) pueden ser defendidas en la vida pública.

Las frases que impiden pensar son muchas, y llegan a la mente de millones de personas de lugares muy diferentes, tanto en el pasado del que dependemos como en el presente en el que vivimos. Más allá de esas frases, ayer como hoy, ha habido y hay mujeres y hombres serios, reflexivos, sanamente críticos.

Esos hombres y mujeres tienen la fuerza interior para romper las cadenas de los promotores del “pensamiento único” y de los slogans fáciles. Saben dedicar lo mejor de su mente y de su corazón para investigar seriamente los hechos, y para interpretarlos de un modo honesto, claro, y abierto, conscientes de los límites de la mente humana y de la complejidad del mundo en el que vivimos.

29 de Julio, 2017, 12:46: ALFRE306Bioética
La discusión ética empieza cuando se aplica no para curar sino para modificar rasgos y capacidades físicas


Por: Nicolás Jouvé | Fuente: Análisis y Actualidad



Se considera la Bioética como un foro de debate aparecido en el último tercio del siglo XX, con el fin de reflexionar sobre las investigaciones y técnicas que ponen en riesgo la vida humana o el equilibrio de la naturaleza. Se trata de un ámbito de reflexión multidisciplinar en el que se trata de establecer los límites de la ciencia de acuerdo con unos principios éticos básicos. Tras su implantación en el campo de la Medicina no ha dejado de atender a su conocido eslogan de que «no todo lo científicamente posible es éticamente aceptable», Este conocido aserto resume el compromiso de decenas de científicos reunidos en febrero de 1975 en el centro de conferencias de la ciudad californiana de Asilomar para reflexionar sobre los riesgos biológicos potenciales de las primeras investigaciones sobre ingeniería genética con bacterias.

Desde su nacimiento, la Bioética ha sufrido continuos desafíos por parte de muchos investigadores que ven en esta actividad un corsé que solo sirve para poner trabas y ralentizar el progreso científico.  Sin embargo, sería bueno considerar qué hubiera pasado de no existir los foros y comités de Bioética ante aventuras como la clonación de seres humanos siguiendo la estela del logro de la oveja “Dolly”, o la desmesurada e infructuosa utilización de embriones humanos para obtener las células troncales (mal llamadas células madre) a principios del siglo XXI, o la aplicación de nuevos fármacos a pacientes sin ensayos clínicos previos, o la modificación genética de animales o plantas sin tener en cuenta los efectos sobre el medio ambiente, etc.

La historia se repite y de nuevo, tras el descubrimiento de cómo funciona un sistema inmunológico que existe en la naturaleza en las bacterias, llamado CRISPR/Cas9, se ha incendiado el mundo de la investigación biomédica al tratar de aplicarlo para la corrección de genes responsables de enfermedades. El debate se entabla entre quienes desean avanzar en las aplicaciones de esta novedosa técnica sin restricciones y quienes piden reflexionar sobre su seguridad y las consecuencias de modificar el genoma de los seres vivos, en un momento en que existe aun un importante rango de error. Se vea los “bioeticistas” no son personas contrarias al progreso de la ciencia, sino personas que miran más allá del éxito académico y/o económico y que, ante una nueva aplicación tecnológica, por muy prometedora que se pretenda, tratan de mantener una postura de equilibrio entre la regulación y la aceptación de acuerdo con unos principios morales que velen por la seguridad de las personas y del medio natural, y especialmente el respeto a la dignidad de la vida humana presente y futura.

La técnica de CRISPR-Cas9 se basa en la utilización de un fragmento de ARN, que es la molécula que transmite la información genética de los genes para ser para ser traducida durante la síntesis de las proteínas, con una doble función. Se diseña y prepara una molécula de ARN que debe corresponder al gen o región del ADN que se desea corregir. En primer lugar, este ARN actúa como una guía para encontrar la región de ADN que se desea modificar y tras unirse a ella, en el lugar del genoma donde esté, por complementación de sus bases nucleotídicas, a continuación actúa reclutando una enzima, llamada  Cas9. Esta enzima tiene como misión cortar el ADN como si de una tijera se tratara. Esto permite eliminar las regiones de ADN que se desean corregir. Tras ello, seguirá la restauración o “edición” de las secuencias específicas eliminadas. A diferencia de otros métodos de corrección de genes ensayados previamente, el sistema CRISPR-Cas9 es muy barato (unos 30 € por secuencia), rápido y de fácil manejo, por lo que su utilización se ha extendido en los laboratorios de todo el mundo para modificar el ADN de múltiples especies y para diversos fines.

En el caso de su aplicación en Medicina hay tres campos concretos de actuación: (a) en investigación básica para analizar las causas de enfermedades humanas y de su posible tratamiento; (b) para usos clínicos con el fin de tratar o prevenir una patología o una discapacidad de causa genética en las células somáticas (células no-reproductivas), y; (c) para usos clínicos con el fin de tratar o prevenir una patología o una discapacidad en las células de la línea germinal (células reproductivas).



De estas tres aplicaciones, la primera (a) es fundamental para la comprensión de las causas de las enfermedades y sus posibles remedios y en principio no plantea problemas éticos, ya que la mayoría de las investigaciones básicas hasta la fecha utilizan células somáticas de la piel, hígado, pulmón, corazón o sangre, cultivadas en el laboratorio. Sin embargo, un grupo de investigadores chinos publicó un trabajo en abril de 2015 sobre su aplicación en embriones humanos [1], lo que motivó que muchos biólogos moleculares de la talla de los Premios Nobel David Baltimore, Paul Berg, y otros, se reunieran en Napa (California) para debatir sobre esta “ingeniería genómica” y adoptar medidas inmediatas para asegurar su aplicación segura y con criterios éticos [2]. Su utilización con fines básicos en células somáticas supone la oportunidad de avanzar en la comprensión de las funciones de los genes, los mecanismos de reparación del ADN, los mecanismos de progresión del cáncer y de otras enfermedades con base genética. En la mayoría de los países del mundo desarrollado existen leyes que imponen restricciones a su aplicación en embriones humanos o a su financiación con fondos públicos, como ocurre en los EE.UU.

El segundo tipo de aplicaciones (b) de la CRISPR-Cas9 es de carácter clínico, y se dirige a corregir una región del genoma humano para prevenir una enfermedad mediante acciones en células somáticas de los pacientes que las padecen. Por ejemplo está en ejecución un ensayo clínico muy prometedor para corregir las células del sistema inmunológico en pacientes de cáncer en quienes la quimioterapia y otros tratamientos convencionales han fallado. Además del cáncer, la idea es tratar de corregir el genoma para tratar diversas enfermedades genéticas. En este caso el tratamiento se hace con células que se extraen del paciente, por ejemplo de la médula ósea,  se modifican en el laboratorio (ex vivo) y una vez corregidas se devuelven al mismo individuo. En este sentido ya hay ensayos clínicos en marcha para enfermedades como la hemofilia B y la mucopolisacaridosis. Este tipo de aplicación, al igual  que otras técnicas de “terapia génica” utilizadas con anterioridad, no plantea problemas éticos, aunque sí de seguridad para los pacientes. El principio a tener en cuenta es el de la “no maleficencia a la hora de aplicar la tecnología en los casos clínicos concretos que se planteen.

Naturalmente la discusión ética se acentúa cuando se trata es de aplicar la CRISPR-Cas9 no para corregir o curar enfermedades, sino para potenciar o modificar rasgos y capacidades físicas que no tienen que ver con la salud de sus destinatarios, como pretenden quienes propugnan el “mejoramiento” humano. No ha de tener la misma consideración ética el intento de curar una “distrofia muscular” que potenciar la musculatura en una persona sana. Lo primero persigue un fin clínico cuyos riesgos en todo caso habrán de evaluarse, lo segundo entraría dentro del ámbito de las ambiciones de los transhumanistas, que entre otras cosas desatienden los riesgos potenciales de una tecnología todavía insegura. En este momento, es poco probable que las ventajas potenciales de tales aplicaciones compensen los riesgos que conlleva.

La tercera aplicación (c) del CRISPR-Cas9 está dedicada a tratar o corregir secuencias de ADN implicadas en enfermedades genéticas en células de la línea germinal, es decir células del tejido reproductor del que se derivarán los gametos, incluidos los embriones que aun no lo han desarrollado. La finalidad es detectar y corregir el gen alterado para evitar su transmisión a la descendencia por vía gamética. La intención en principio puede parecer buena pero hay que señalar varias cosas. Aunque algunos de los pre-ensayos en modelos animales han dado resultados positivos sigue habiendo un gran problema de seguridad, por los posibles errores en la modificación de zonas del genoma que no se desean corregir pero para los que la CRISPR-Cas9 no garantiza su intervención. El Dr. Keith Joung del Massachusetts General Hospital y del laboratorio Harvard en Boston ha investigado sobre los lugares en que la enzima Cas9 puede actuar y ha detectado que provoca cortes en otros lugares del genoma (off-target), provocando alteraciones con frecuencias de mutación que van desde 0,1% a más del 60%, dependiendo de las células investigadas. Es una aventura que plantea grandes preocupaciones por la inseguridad y efectos involuntarios que en las células de la línea germinal podrían trascender a las generaciones futuras. Pero además, queda el gran problema del uso en embriones procedentes de la fecundación in vitro que luego se quisieran implantar, del modo en que se lleva a cabo el “diagnóstico genético implantatorio”. Esto, por un lado supone la eliminación de muchos embriones por sus características genéticas no deseadas, lo que se califica como “neoeugenesia”, y por otro siempre quedará la duda, -sin que se pudiera saber a priori-, de sí los embriones seleccionados son portadores de alteraciones ocultas causadas por la tecnología.

Respecto a lo que supone la tecnología del CRISPR-Cas9 acaba de publicarse un amplio informe titulado Human Genome Editing: Science, Ethics and Governance [3], editado por la National Academy of Sciences y la National Academy of Medicine de los EE.UU. y en el que participa un amplísimo elenco de investigadores de dicho país. Entre otras recomendaciones señalan que la tecnología del CRISPR-Cas9 debe limitarse a los ensayos clínicos o las terapias de tratamiento y prevención de enfermedades o discapacidades serias tras una evaluación de su seguridad y eficacia. También se insta a un estudio riguroso de los intentos de aplicación en la línea germinal y se señala la improcedencia de su utilización para el “mejoramiento” humano, o cualquier otra aplicación en el hombre fuera del campo de la salud


[1] Liang, P. et al. CRISPR/Cas9-mediated gene editing in human tripronuclear zygotes. Protein Cell.6, 363-372 (2015).
[2] David Baltimore, Paul Berg et al.  (2015) A prudent path forward for genomic engineering and germline gene modification.  Science, 348, pp. 36-38
[3] Human Genome Editing: Science, Ethics and Governance. National Academy of Sciences y la National Academy of Medicine (2017); www.nap.edu.




28 de Julio, 2017, 13:52: ALFRE306Bioética
El pequeño Charlie seguirá viviendo de momento unas semanas más

Charlie será trasladado a un centro de enfermos terminales; el juez decidirá cuándo le desconectan


Por: Redacción | Fuente: Religión en Libertad



Charlie Gard no morirá en casa, en la cuna que apenas pudo estrenar debido a la extraña enfermedad que probablemente impedirá a este bebé de 11 meses poder cumplir un año. Tras renunciar al “tratamiento experimental” para el pequeño por ser ya demasiado tarde, los padres pidieron que Charlie pudiera ser trasladado a su casa y morir allí pero los médicos del hospital se opusieron y escribieron al juez alegando que esa posibilidad no es viable.

Para evitar una nueva polémica más, los padres han renunciado también a esta posibilidad y ahora sólo piden poder despedirse tranquilamente de su pequeño. El abogado de la familia ha indicado al juez que la pareja desea “tener unos cuantos días de tranquilidad fuera del entorno del hospital”.

Morirá en un centro de enfermos terminales
Ahora los padres y el hospital tienen que llegar a un acuerdo sobre donde morirá el pequeño Charlie. De no ser así decidirá el juez. Todo parece indicar que será trasladado a un centro de enfermos terminales donde recibirá los cuidados paliativos necesarios antes  de que sea desconectado del ventilador y muera.

 

"Si a las 12.00 horas de mañana (este jueves) no se ha alcanzado un acuerdo alternativo, Charlie será trasladado a un centro de cuidados paliativos y extubado poco después", ha dicho el juez que preside el caso, Nicholas Francis.

Pediatras voluntarios se ofrecen a cuidar de Charlie

Para que se de ese acuerdo, el hospital exige un equipo médico especializado. Para ello, este martes los padres hicieron una llamada urgente a los pediatras especializados, cabezas de equipo médico, de todo el país para pedir voluntarios. No tardaron en encontrarlos.

Las enfermeras del propio hospital se han ofrecido a cuidar de Charlie en este centro de cuidados paliativos y el médico que escogieron acudió este miércoles al juzgado para explicar al juez su plan de asistencia.

Dependiendo de la decisión del juez, el niño podría morir este mismo jueves o podría permitir a los padres algún día más para despedirse de él tras esta vorágine judicial.

27 de Julio, 2017, 12:22: ALFRE306Familia y Sociedad
5 Tips para combatir el aburrimiento en nuestros hijos.


Por: Silvia del Valle | Fuente: www.tipsmama5hijos.com



El bienestar de nuestros hijos es un tema primordial para nosotros como padres de familia y por lo mismo debemos estar dispuestos a hacer lo que sea necesario para conseguirlo.

En cuanto al tema de las actividades que deben llevar a cabo es algo difícil saber cuáles son las mejores, pero con un poco de paciencia y de observación será más que suficiente para lograrlo.

No solo con la tecnología podemos lograr que nuestros hijos estén entretenidos hoy en día, también es necesaria y útil la creatividad y nuestro apoyo, por eso aquí te dejo mis 5Tips para combatir el aburrimiento en nuestros hijos.

PRIMERO. Conoce sus gustos y aficiones.
Si logramos saber cuáles son sus intereses es más sencillo saber cómo entretener a los niños.

Con observarlos diez minutos al día sería suficiente para conocerlos, pero si puede ser más tiempo, mucho mejor.

No se trata sólo de entretenerlos, se trata de educarlos aún en el tiempo libre.

SEGUNDO. Recuerda tu infancia.
Es importante saber que los niños son niños y aunque la tecnología este muy avanzada, tienen las mismas necesidades y los mismos gustos que nosotros cuando teníamos su edad.

Es muy probable que después de un rato de usar la tecnología se cansen y se aburran y es aquí donde debe entrar la creatividad y donde nos puede ayudar mucho recordad las cosas que nos gustaba hacer en nuestra infancia.

Los juegos de rondas, los juegos al aire libre, los juegos como las canicas o el balero también pueden ser muy entretenidos y novedosa para ellos. Además de que fomentan el desarrollo motriz de nuestros hijos.

TERCERO. Moderniza tus juegos.
Es bueno darles una revisada a lo que nosotros jugábamos y ver si podemos adaptarlos para que estén más acorde a las necesidades actuales que tienen nuestros hijos.

Aunque es bueno decir que no todo lo que está de moda es lo que está bien. Por eso es bueno hacer una revisión y adaptar lo que sabemos y lo que está de moda para lograr algo mejor para nuestros hijos.

CUATRO. Apóyate en las manualidades
Siempre son excelente aliado porque pueden mantener a nuestros hijos entretenidos por largos períodos de tiempo y además, les ayudan con la psicomotricidad fina y la creatividad.

Solo es cuestión de tener material de reciclaje y material para adornar y los niños, seguro que dejaran volar su imaginación.

Es bueno tener materiales que vayan acorde a la edad de nuestros hijos para que no estén en riesgo con ellos y también es bueno estar atentos a lo que están haciendo para evitar cualquier contratiempo que ponga en peligro su integridad física.

Recordemos que los niños son súper ingeniosos y solo necesita tener material y tiempo para comenzar a crear.

QUINTO. La creatividad y tú son ingredientes esenciales para el bienestar de tus hijos.
A veces pensamos que todo lo podemos solucionar comprando y comprando cosas que nuestros hijos no necesitan pero están de moda, sin darnos cuenta que en realidad, el mejor ingrediente para que nuestros hijos estén entretenidos y felices somos nosotros.

La creatividad, como decíamos, es ideal para pasar horas entretenidos y además, desarrollando sus capacidades.

Es importante que ahora que se acercan las vacaciones tengamos un ratito de planear que van a hacer nuestros hijos con tanto tiempo libre. Si planeamos algunas actividades desde ahora, tendremos tiempo para conseguir los materiales que se necesitan y así estar listos para que nuestros hijos logren vencer el aburrimiento y le den paso a la creatividad.

25 de Julio, 2017, 11:43: ALFRE306Bioética
40 preguntas que dejan en evidencia los dilemas que encierra la maternidad subrogada


Por: Jorge Nicolás Lafferriere | Fuente: www.centrodebioetica.org



En Argentina, a partir de algunos fallos judiciales y de la presentación de tres proyectos de ley en la Cámara de Diputados (exptes. 5759-D-2016, Dip. Rach Quiroga; 5700-D-2016, Dip. Araceli Ferreyra y otros; y 3202-D-2017, Dip. Lipovetsky), se ha abierto un debate en la opinión pública sobre el alquiler de vientres. En anteriores boletines, analizamos el activismo judicial en la materia, los proyectos de ley y reseñamos las razones que nos llevan a concluir que la maternidad subrogada está prohibida en nuestro país.

En esta ocasión, proponemos 40 preguntas que dejan en evidencia los dilemas que encierra la maternidad subrogada y que no reciben respuesta éticamente aceptable. Para ello, es oportuno recordar que la maternidad subrogada (o alquiler de vientres, o gestación por sustitución) se configura por el contrato que realiza uno o unos comitentes que, por intermediación de una clínica de procreación artificial, encargan la concepción in vitro de un niño para que sea gestado por una mujer quien, luego del nacimiento, se compromete a entregarlo a los comitentes y renuncia al vínculo jurídico de maternidad. Los comitentes son inscriptos como los padres del niño. Existen distintas modalidades, según los comitentes aporten o no sus propios gametos, según la gestante cobre o no cobre, según ella aporte sus óvulos o no los aporte, según existe o no un vínculo con los comitentes, o según la gestante sea anónima o no.

A continuación, compartimos las preguntas:

 

1.   ¿El consentimiento dado por la gestante es revocable?

2.   Si la gestante queda embarazada luego de concebidos los embriones pero antes de su transferencia, ¿qué sucede con el contrato?

3.   ¿Qué sucede con los embriones concebidos in vitro y no transferidos si la gestante o los comitentes revocan el consentimiento?

4.   ¿Qué pasa si la gestante luego de dar a luz se arrepiente y quiere ejercer su maternidad?

5.   ¿Qué pasa si los comitentes se arrepienten durante el embarazo y demandan que la gestante aborte y ella no quiere abortar?

6.   ¿Qué pasa si los comitentes se arrepienten luego del parto y no quieren recibir al niño recién nacido?

7.   ¿Qué sucede si los comitentes mueren antes del parto?

8.   ¿Qué sucede si la gestante muere antes de la transferencia de los embriones?

9.   ¿Qué sucede si la gestante fallece durante el embarazo?

10.¿Se puede obligar a una madre a entregar a su hijo si ella se niega?

11.¿Qué podrá hacer la madre gestante en caso que los comitentes se arrepientan?

12.¿Se puede obligar a los comitentes a recibir al hijo si ellos se niegan?

13.Si la gestante percibe una remuneración por su servicio, ¿estamos en presencia de una relación laboral?

14.Si la gestante percibe una remuneración por su servicio, ¿debe contar con cobertura de riesgos de trabajo?

15.¿Puede la gestante trabajar en relación de dependencia durante el embarazo?

16.Si la gestante estuviera trabajando en relación de dependencia, ¿goza la licencia por maternidad?

17.¿Quién goza las licencias por nacimiento?

18.¿Quién percibe la asignación familiar prenatal: la gestante o los comitentes?

19.Si la gestante tuviera que salir del país, ¿debe pedir permiso a los comitentes?

20.¿Qué pasa si la gestante se enferma durante el embarazo y tiene que hacer tratamientos que puedan poner en peligro la vida del niño?

21.¿Qué gastos de vida y salud de la gestante quedan incluidos en el contrato?

22.Si la gestante está casada, ¿debe el marido prestar consentimiento para este contrato?

23.Si la gestante está casada, ¿se le aplican las reglas legales que presumen que el hijo nacido de su cónyuge es su hijo?

24.¿Cómo se determina el precio que cobra la clínica de procreación artificial?

25.¿Quién contrata a la gestante: la clínica o los comitentes?

26.¿Quién pacta con la gestante el precio de sus servicios?

27.¿Cómo se determina el precio-salario que se abona a la gestante?

28.El contrato que obliga a la gestante, ¿consiste en una prestación de servicio?

29.¿Qué características de la gestante (edad, apariencia física, raza, religión, estudios, antecedentes clínicos y psicológicos, laborales, familiares) se toman en cuenta para su elección?

30.¿Las obras sociales y las empresas de medicina prepaga deben abonar el precio-salario de la gestante?

31.En los proyectos que afirman que la gestante no cobra por sus servicios, ¿cómo evitar fraudes o pagos por fuera del marco del acuerdo controlado judicialmente?

32.¿Cómo se determina la “compensación económica” en la gestación donde la gestante no recibe una retribución?

33.¿Cobra la clínica de procreación artificial por los servicios en caso que la gestante no perciba una retribución?

34.En caso que la gestante sea pariente de la comitente que aporta los óvulos (madre, hermana, cuñada), ¿cómo se resuelven los vínculos filiatorios?

35.¿Es la persona por nacer el objeto del contrato que debe ser gestado y entregado al nacer?

36.Durante la gestación, ¿quién ejerce la representación jurídica de la persona por nacer en los términos de los artículos 24 y 101 del Código Civil y Comercial?

37.En caso de intervenciones médicas prenatales que afecten al por nacer, como por ejemplo una amniocentesis, ¿quién otorga el consentimiento por la persona por nacer?

38.Si fallece el marido de la gestante durante el embarazo, ¿el por nacer se considera heredero en los términos del artículo 2279 CCC?

39.Si la gestante se arrepiente antes de la transferencia del embrión,

40.¿Cuántos embriones se transfieren a la gestante y qué pasa si transita un embarazo múltiple?

 

Estas preguntas intentan poner en evidencia los dilemas a los que lleva la legalización de la maternidad subrogada. En esta práctica, no sólo se verifica la expansión de una lógica biotecnológica que somete la transmisión de la vida a una lógica productiva y que tiende a considerar al hijo como un producto, sino que también se generan condiciones para la explotación de mujeres pobres y se manipulan los vínculos más básicos y constitutivos de la personalidad. De allí que reiteremos que tanto el legislador como los jueces y demás gobernantes deben actuar ratificando la prohibición de la maternidad subrogada y poniendo límites al poder biotecnológico para proteger a la persona humana y su dignidad.

 

24 de Julio, 2017, 11:50: ALFRE306Familia y Sociedad
Muchos expertos han querido advertir de cuál es su situación real y alertar de los posibles riesgos que puede tener


Por: P. Luis Santamaría del Río | Fuente: R.I.E.S. (Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas) // Infocatolica.com



En los últimos diez años ha proliferado en España el llamado mindfulness[1] como terapia aplicada a numerosos ámbitos, principalmente personal y laboral. Lo cuenta Laura Díez en Redacción Médica. Ante el llamado boom de esta práctica, muchos expertos han querido advertir de cuál es su situación real y alertar de los posibles riesgos que puede tener su expansión sin límites.

Es el caso de Miguel Ángel Santed, presidente de la Conferencia de Decanos de Psicología, que ha impartido una conferencia sobre el tema en el III Congreso Nacional de Psicología organizado por el Consejo General de la Psicología de España. Con el título “Mindfulness y salud: entre la tradición, la ciencia y la moda”, Santed ha presentado la tradición vipassana de la que surge el mindfulness, el concepto que tiene actualmente y el papel que tiene en las denominadas terapias de tercera generación.

“Doy a conocer la evidencia científica sobre su eficacia a la luz de las revisiones sistemáticas y metaanálisis de los datos y su presencia en las guías de práctica clínica. Hablo del boom que ha experimentado tanto en terrenos profesionales como en redes sociales, que no estaría demasiado justificado a la luz de la evidencia científica disponible y trato de explicar esa disociación entre falta de evidencia y el boom que ha tenido”, asegura Santed en conversación con Redacción Médica.

No es una panacea

Desde su punto de vista, en absoluto es suficiente la evidencia científica que hay con la repercusión de la práctica, por lo que “es preciso que los profesionales nos atengamos a la evidencia. Es decir, el mindfulness sirve para algunas cosas, al menos que se sepa hasta el momento actual, y no se debe, deontológicamente hablando, utilizar como una panacea. Esa es la clave. Démosle el lugar que tiene, ni menos ni más”, defiende el psicólogo.

En su opinión, sí se le está dando demasiada repercusión, incluso hay gente que lo está tomando como solución para todo y esto ha fomentado su enorme crecimiento en todos los sentidos.

¿Dónde está el peligro?

El riesgo de la expansión de esta práctica está, al igual que con el coaching, en que se pueda utilizar para hacer psicoterapia por parte de personas que no tienen la formación requerida. “El terreno de la psicoterapia debía estar reservado para las personas que están habilitadas para ello y capacitadas. Lo que ocurre es que al igual que el coaching, lo utilizan personas que no son psicólogos o psiquiatras y es una forma de entrar por la puerta de atrás al terreno de la psicoterapia”, advierte.

Ese es, según Santed, el peligro de ambas etiquetas, tanto mindfulness como coaching, que un no profesional lo utilice y luego lo que haga de facto sea psicoterapia, “que atienda a personas con problemas que deben ser atendidos por profesionales, psicólogos o médicos. Y yo investigo en mindfulness, yo escribo sobre mindfulness, y yo hago cursos sobre mindfulness. Te lo dice alguien que no odia el mindfulness, sino alguien que lo ama”, sentencia el presidente de la Conferencia de Decanos de Psicología.

Cuidado con los efectos inesperados

Según explicaba hace poco el mismo medio, Redacción Médica, la meditación o, en su versión más agnóstica, mindfulness, es una práctica cada vez más generalizada y presente en las consultas. No son pocos los médicos que se animan a prescribir la meditación sobre la base de los efectos positivos en un rango cada vez más amplio de enfermedades.

No obstante, en esta secularización de la práctica meditativa para adaptarla a la clínica, se había dejado atrás un aspecto esencial: las reacciones inesperadas, desagradables y hasta perjudiciales. Como afirman los autores de un estudio publicado en Plos One, mientras que la literatura budista ha descrito pormenorizadamente los aspectos desafiantes de la meditación, la científica no le había prestado suficiente atención.

Por ello, un equipo de investigadores liderados por Jared R. Lindahl se propuso describir los otros aspectos relacionados con la meditación budista, para lo cual entrevistaron a un centenar de meditadores y profesores de esta práctica en las tres tradiciones principales: Theravada, Zen y Tibetana.

Las respuestas han sido analizadas con métodos cuantitativos, y se reunieron 59 experiencias englobadas en siete dominios: cognitivo, perceptual, afectivo (relativo a la emoción y el estado de ánimo), somático, conativo (relativo a la motivación y la voluntad), referente al sentido del yo, y social.

Miedo y ansiedad

Todos los participantes encuestados relataron experiencias imprevistas en todos los dominios: desde hipersensibilidad a la luz y al sonido a insomnio, movimientos involuntarios del cuerpo. También hubo reacciones de pánico, miedo y ansiedad. Estas reacciones inesperadas se podían mantener durante días, semanas y hasta décadas.

Los autores también identificaron experiencias positivas, como la sensación de unidad con el resto de las personas, que podían acabar yendo demasiado lejos, con sensaciones de vejación o violación de la intimidad. Además, experiencias vividas durante retiros espirituales podían llegar a interferir con el día a día posterior.

Además, hallaron que estas vivencias no buscadas desafiaban las causas a las que comúnmente se les puede asociar, como experiencias traumáticas en el pasado, práctica sin supervisión o durante retiros demasiado largos, o una práctica incorrecta.

___________________________________________________

[1] El mindfulness se define como la concentración de la atención y la conciencia, basado en el concepto de conciencia plena de la meditación budista. Se ha popularizado en Occidente por parte de Jon Kabat-Zinn. Sus raíces se encuentran en el budismo.

 

23 de Julio, 2017, 10:35: ALFRE306Familia y Sociedad
El misterioso destino ¿Qué es? ¿Realmente existe?


Por: P. Miguel A. fuentes, IVE | Fuente: TeologoResponde.org



Pregunta:

Padre: ¿Qué es el destino? ¿Es verdad que todos lo tenemos ya fijado y que Dios conoce de antemano todo lo que va a sucedernos? ¿No podemos, entonces, cambiar nuestro destino?

Respuesta:

Estimado:

Creer en el “destino” consiste en afirmar que el futuro humano está determinado, decidido o fijado desde toda la eternidad. En el mundo homérico se afirmaba la existencia de un poder que actuaba sobre hombres y dioses, personificado en la Moira[1]. Hoy en día se usa el término “destino” con dos sentidos diversos: algunos se refieren a él en un sentido amplio, metafórico, como sinónimo del aspecto misterioso de los acontecimientos humanos; es una forma de afirmar entre el vulgo que se nos escapa la explicación última de los acontecimientos terrenos. Pero muchos otros lo usan en sentido propio, semejante al que le daban las antiguas mitologías, negando la libertad humana y la Providencia divina. La noción de destino o de fatalidad desempeña también un importante papel en las supersticiones populares como cuentos de hadas, magia, adivinación, astrología, e incluso en la vida cotidiana.

El cristianismo enseña que la afirmación de un destino prefijado de antemano para cada uno de nuestros actos equivale a la negación de la libertad humana. Enseña asimismo que no hay contraposición entre el conocimiento que Dios tiene de todas las acciones de los hombres y la libertad de la creatura humana.

La Epístola a los Hebreos dice, en efecto: Todo está desnudo y patente a los ojos de Aquel a quien hemos de dar cuenta (Hb 4,13); y el Concilio Vaticano I, citando este texto, añade: “también aquellas acciones libres y futuras de las creaturas”[2]

La Sagrada Escritura da testimonio clarísimo de esta verdad: Tú de lejos te das cuenta de todos mis pensamientos… conoces todos mis caminos (Sal 138,3); ¡Dios eterno, conocedor de todo lo oculto, que ves las cosas todas antes de que sucedan! (Dan 13,42); Sabía Jesús desde el principio quiénes eran los que no creían y quién era el que había de entregarle (Jn 6,65).

Pero al mismo tiempo el dogma de la certeza infalible con que Dios prevé las acciones libres futuras no pone en menoscabo el dogma de la libertad humana[3]. Los santos Padres ya afirmaban que la Presciencia divina no coarta en absoluto las acciones futuras, del mismo modo que tampoco los recuerdos humanos coartan las acciones libres pretéritas. San Agustín decía: “Así como tú con tu recuerdo no fuerzas a ser las cosas que ya fueron, de igual modo tampoco Dios con su presciencia fuerza a que sean las cosas que serán en el futuro”[4]

La teología distingue entre la “necesidad antecedente” que precede a la acción y suprime la libertad, y la “necesidad consiguiente”, que sigue a la acción y, por lo tanto, no perjudica la libertad. Las acciones libres futuras previstas por Dios tienen lugar infalible o necesariamente, mas no por necesidad antecedente, sino consiguiente. Santo Tomás escribe en el mismo sentido: si Dios, con su conocer no sujeto al tiempo, ve algo como presente, entonces indefectiblemente sucederá en la realidad[5], pero es un error pensar que Dios lo predetermina con su presciencia.

___________________________________________________

Bibliografía:

Michel Dubuisson, Destino, en: Diccionario de las Religiones, dirigido por Paul Poupard, Herder, Barcelona 1987, p. 443-445.

[1] La moira (término que en griego significa “dar a cada uno su parte, el lote o la dote que le corresponde”), en las antiguas teogonías, es la ley suprema a la que están sometidos no sólo los hombres sino los mismos dioses; lo que diferencia a los dioses y a los hombres es que los dioses son inmortales y conocen los designios de la moira aunque no pueden ir contra ellos; los hombres, en cambio, son mortales y desconocen esos designios. Pero tanto unos como otros están “atados” a esta ley.

[2] DS 3003; cf. 3890.

[3] Cf. DS 1555.

[4] San Agustín, De libero arbitrio Tr. 4, II.

[5] Cf. Suma Contra Gentiles, I, 67; De veritate 24, 1 ad 13.

22 de Julio, 2017, 11:47: ALFRE306Bioética
El Senado de la República votó y aprobó la legalización del aborto en Chile


Por: Mauricio Riesco Valdés | Fuente: Catholic.net



Nuestro país cayó finalmente, en las garras de Satanás. El Senado de la República votó y aprobó  la legalización del aborto en Chile. Un día de luto; este rincón del mundo se suma así al mundo salvaje que cultiva y promueve la muerte.

También en Chile el útero de la madre será ahora el lugar más peligroso para vivir, aunque sea por apenas nueve meses.

El proyecto de ley sobre el aborto que envió la Presidenta de la República al Parlamento aquel infortunado día 31 de enero de 2015, lo encabezaba señalando “Tengo el honor de someter a vuestra consideración un proyecto de ley…”; no sé cómo haya podido éste conferir honor alguno a quien lo patrocinó. En ese proyecto, aprobado, ella argumentaba en su preámbulo que el Estado debe “proteger la vida del que está por nacer”, pero que debe, también, “equilibrar” (ese término empleó) aquella obligación, con la “de regular la interrupción del embarazo”.

No obstante, en ninguno de los únicos tres desdichados artículos de su propuesta, indicó cómo se consigue la enrevesada tarea de balancear la protección de la vida con la eliminación de ésta. Dijo la Presidenta en su mensaje que la normativa vigente “no responde al trato digno que el Estado de Chile debe otorgar a sus ciudadanas”. Esa, quizás, haya sido la motivación que tuvo ella para buscar el comentado equilibrio.

Pero, vale la pena aclarar un punto: la primera y más clara demostración del trato digno que hasta ahora les ha podido dar el Estado a nuestras mujeres, ha sido permitirles a ellas mismas llegar a nacer impidiendo su muerte a manos de terceros. Al leer el proyecto que permite quitar la vida humana, resulta ineludible traer a la memoria la ley 20.380 sobre el cuidado que se les debe a los animales en nuestro país; es que comparar el texto de esta ley con la comentada iniciativa, revela un contraste tan estremecedor que ofende el más elemental sentido común.

Unos pocos ejemplos: la ley nos obliga a “proteger y respetar (los animales), como seres vivos y parte de la naturaleza”. El comentado proyecto recién aprobado, en cambio, legalizará la muerte intencional de otros que también son seres vivos y parte de la naturaleza. Aquella ley exige a las personas que tengan un animal, “cuidarlo y proporcionarle alimento y albergue adecuados, de acuerdo, al menos, a las necesidades mínimas (…) y a los antecedentes aportados por la ciencia y la experiencia”. La misma ciencia y experiencia, no obstante, nos enseñan que las necesidades mínimas de un niño por nacer son, también, el alimento y albergue adecuados que le proporciona la madre en su vientre. Pero ésta quedará legalmente facultada para eliminar a su hijo, aunque obligada por otra ley a cuidar de su animal.

La referida norma, asimismo, ordena que “En el (…) sacrificio de animales deberán emplearse métodos racionales tendientes a evitarles sufrimientos innecesarios”; mientras, en el Parlamento se aprobó ayer un proyecto que ni siquiera recomienda o sugiere algún tipo de “método racional” (¿?) para evitar el sufrimiento innecesario de la criatura que se eliminará. ¿Es que son más sensibles los primeros? Dispone aquella ley, también, que a los niños “en sus niveles básico y medio, (se les) deberá inculcar el sentido de respeto y protección (a los animales), como seres vivientes y sensibles que forman parte de la naturaleza” pero, entretanto, se facultará a las niñas mayores de 14 y menores de 18 años (nivel medio), para “manifestar por sí su voluntad para la interrupción de su embarazo” , es decir, para eliminar el niño de su vientre.

La propuesta de la Presidenta hace referencia a la objeción de conciencia como razón válida para que el médico no mate el feto; no obstante, lo obliga “cuando la mujer requiera atención inmediata e impostergable y no exista otra persona que pueda realizarla”. ¿No es todo esto, acaso, un completo y aberrante contrasentido, un manejo kafkiano de la vida? ¿no es una trampa escudarse en la dignidad de la mujer para atentar contra la dignidad de un inocente? ¿es que en la balanza de la ley pesa más un animalito que un ser humano?

Y al final del proyecto de ley, la Presidenta terminaba con un “Dios guarde a V.E.” Es triste, no obstante, despedirse de aquella Excelencia ignorando a todos los niños que se les podrá dar muerte antes de nacer; es indudable que también ellos necesitarán que Dios los guarde. Un trágico día  para Chile.

21 de Julio, 2017, 12:03: ALFRE306Familia y Sociedad
Sí a la vida del bebé y de la madre.


Por: Javier Ordovàs | Fuente: Catholic.net




Ni las legislaciones, ni “no al aborto” son suficientes.


Es consolador comprobar que en  las redes encontramos miles de iniciativas pro vida que se van multiplicando día a día, la mayoría promovidas por jóvenes e intelectuales, que se enfrentan a  las legislaciones abortistas. Las instituciones pro vida están descubriendo que tienen que defender al mismo tiempo la vida del bebé y de la madre.  

Cifras trágicas
Las cifras precisas del aborto en el mundo son imposibles de confirmar. Sabemos que los organismos internacionales estiman que cada año 50 millones de niños no llegan a ver la luz por causa del aborto; de ellos, la mitad perecen bajo el amparo de las leyes abortivas. Lo que quiere decir, y esto es importante, que la otra mitad de abortos se producen en países con legislación restrictiva.

En Europa se producen anualmente 13 millones de abortos. Es la cifra más alta de causas de defunción en Europa.

En los países del área desarrollada diversos trabajos indican que el 22% de los abortos se producen por razones socioeconómicas, el 14% por razones familiares y el 52% por causas sociales. ¿Qué significa esto? Que el 88% de los abortos que se producen podrían ser evitados con una acción más decidida de los poderes públicos y más comprometida de los privados.



¿Y cómo se evalúa el trauma psicológico de esos millones de mujeres que han abortado?: un estudio realizado en Alemania indica que el 70% de las mujeres que abortan sufren, a lo largo de su vida, con la idea de lo que habría sido de ese niño si ellas no hubiesen abortado. Tampoco hay que olvidar el trauma psicológico de los padres que han participado en la decisión de abortar de su esposa.

Occidente se suicida
Resulta, entonces, que los países avanzados, tienen un gravísimo problema en su propia casa. Mientras tanto, la naturaleza se encarga de “pasar factura” con el envejecimiento de la población provocado por una tasa de natalidad que no equilibra la de mortandad, y que genera el riesgo para las pensiones de la tercera edad y el aumento de millones de emigrantes.

“No al aborto”, no es suficiente

El empeño de los defensores de la vida está siendo muy fuerte y se han perdido muchas batallas pero, todavía quedan muchos países en los que se puede conseguir una legislación contra el aborto.
Es muy necesario que las legislaciones reflejen una cultura de defensa de la vida pero, por desgracia, aún en los países con fuertes restricciones al aborto, el número de abortos, también es muy elevado.

Tanto los países desarrollados como los en vías de desarrollo pueden tener bajas tasas de aborto. Sin embargo, la mayoría de los países registran tasas de aborto entre moderadas y elevadas. Las restricciones legales severas no garantizan una baja tasa de aborto. ( ¡ojo!, hablamos de bajas tasas que son millones de víctimas!).

Defender las dos vidas: la del bebé y la de la madre

Cuando planteamos el “no al aborto” y damos la expresión positiva “si a la vida”, tenemos que tener claro lo que queremos decir con eso y conocer el alcance de esa expresión, que no es simplemente una fórmula acertada de marketing para defender al no nacido: es eso y mucho más.

Cuando decimos “si a la vida” estamos hablando de la vida del no nacido, la vida del embrión con enfermedades o malformaciones pero, también,  de la vida de los adolescentes irresponsables, la vida de la mujer violada, la vida de la mujer con un hijo no deseado. Todas esas son las vidas que nos interesan. Son vidas con muchos problemas; muchas de esas vidas son heroicas cuando defienden al no nacido. Sobre los hombros de esas mujeres y esos niños recae el peso de una decisión que les va a acompañar siempre y que, en muchos casos, les supera.
Cuando decimos “si a la vida”, muchas vidas van a costar caras a la sociedad.
La penalización o despenalización  del aborto, si no van acompañadas de otra serie de medidas ineludibles de apoyo social, médico y económico, son insuficientes y pueden ser injustas.

Apoyo a la maternidad. Que las madres no se sientan solas.

La sociedad debe apoyar generosamente, heroicamente,  a esas personas con medidas de acompañamiento, por costosas que sean. Salvar vidas es más urgente que promover el desarrollo económico, por eso muchas instituciones privadas podrían  reorientar sus programas hacia “la protección de la maternidad”.
Precisamente porque las instituciones públicas de cooperación van en sentido contrario y sus prioridades están en eliminación de la familia y de la vida del embrión y apoyo a la cultura de género. Por no mencionar la promoción de la eutanasia. Actualmente no podemos esperar nada de las ayudas públicas para la defensa de la vida.

Si los entes públicos no protegen la maternidad, lo tenemos que hacer los privados.

Hay una gran vitalidad de movimientos e iniciativas privadas “pro vida” que advierten el desencanto de la sociedad hacia la “cultura de la muerte”. En EEUU  se detecta un fuerte aumento de ciudadanos a favor de la vida del no nacido.
Muchas fundaciones, ong e instituciones de principios cristianos podrían dar un nuevo enfoque a su “objeto social” y centrarse en la urgencia de apoyar la maternidad en sus diversos aspectos:


-  Protección a las familias de los niños nacidos con enfermedades o malformaciones.
-   Protección de las mujeres violadas, o con hijos no deseados. Asistencia legal y psicológica.
-    Programas de correcta educación sexual a los adolescentes.
-   Difundir y denunciar las malas prácticas del negocio de órganos de las clínicas abortistas y de los “vientres de alquiler”.
-    Apoyo a médicos y enfermeras en la defensa de la “objeción de conciencia”.
-   Gestionar y agilizar los sistemas de adopción para los casos que lo requieran.
-    Mejoras en la legislación laboral durante la maternidad.
-  Promover la sinergia entre los miles de webs y blogs de la red que son decididamente “pro vida”.

Con ese enfoque se pueden salvar las vidas de millones de niños y madres que están superados por la maternidad.

Artículos anteriores en Julio del 2017