12 de Enero, 2018, 17:57: ALFRE306Bioética
Video: ¿Qué habría sido mi vida sin ti? Mala decisión - Mi decisión


Fuente: Religión en Libertad



 

El domingo 21 de enero se celebrará la Marcha por la Vida en París, apoyada por numerosos obispos.
 
El anuncio que la convoca se titula A una decisión de perderte. Tras la pregunta final («¿Qué habría sido mi vida sin ti?») hace un juego de palabras en francés: Malchance - Ma chance {Mala decisión - Mi decisión}. Juega así con la idea de «decisión» (choice en inglés, chance en francés), utilizada por los impulsores de la cultura de la muerte para disimular el hecho central del aborto: la muerte de un ser humano inocente a manos de su madre, que se convierte en la segunda víctima de su error.
 
El vídeo retrata con gran delicadeza la agresión brutal que el aborto supone para el niño.

VER VIDEO: https://youtu.be/X6x4r5RH7fs

8 de Enero, 2018, 18:06: ALFRE306Bioética
¿Gran Hermano Biomédico? La primera pastilla digital


Por: Carolina Chmielak | Fuente: www.centrodebioetica.org



El 17 de noviembre de 2017 se publicó en el diario “The New York Times” - sección Health-  un artículo titulado “First Digital Pill Approved to Worries about Biomedical ‘Big Brother’” en el que se da cuenta del creciente avance experimentado en el campo de la medicina digital, con especial referencia a la creación de dispositivos tendientes a permitir el monitoreo de la ingesta de medicamentos por parte de los pacientes.

Por primera vez, la U.S Food and Drug Administration o  FDA -  Agencia del Gobierno Norteamericano que tiene como misión principal la protección de la salud pública mediante la regulación de los medicamentos, diversos productos biológicos, dispositivos médicos, etc.- ,  aprobó una “píldora digital” , en este caso, una versión del antipsicótico Abilify.

Hablamos de una medicación con sensores que habilita a los profesionales de la salud a controlar si sus pacientes toman o no su medicina y cuando lo hacen.

Aquel que acuerde tomar el medicamento digital deberá firmar un consentimiento informado  o “consent form” que le permitirá a su médico y hasta cuatro personas más recibir los datos electrónicos que muestren la fecha y hora en que se ingirieron las píldoras. Todo esto se podrá manejar por medio de una “App” o aplicación de Smartphone, que incluso habilitará al paciente a bloquear destinatario alguno si es lo que desea.

La idea es que la pastilla genere una señal eléctrica -una vez que entre en contacto con el fluido estomacal- que será detectada por un parche que el paciente deberá pegar en su caja torácica y que renovará cada siete días.  Este parche enviará fecha y hora de ingesta a una base de datos que podrá ser consultada tanto por el médico de cabecera como por los autorizados.


Varios expertos consideran de gran utilidad a esta “píldora digital”. Según ellos la misma puede generar un avance en la salud pública, especialmente para aquellos “pacientes olvidadizos” que no suelen tomar su medicina a tiempo y conforme lo recetado, o que simplemente no lo hacen por miedo a los efectos adversos que la ingesta pueda llegar a generar en sus cuerpos.

Asimismo, señalan que se evitarían las grandes pérdidas económicas que dicha “falta de cumplimiento o adherencia” genera, a saber: si los pacientes no se medican se enferman aun más, consecuentemente requieren tratamientos alternativos o directamente la hospitalización para curarse, gastándose de tal forma más dinero –se estima que las pérdidas son de alrededor de 100 millones de dólares por año-.

Lo cierto es que se afirma que con la “píldora digital” no solo se beneficiarían aquellas personas que están enfermas sino que también toda la sociedad por el ahorro sanitario que tendría lugar.

En las antípodas del pensamiento explicado precedentemente se encuentran los testimonios de pacientes cuyas declaraciones reproducimos a continuación: "No volvería a hacerlo";  “… “obstaculiza a alguien y detiene el progreso en la terapia… "; "No me gustaría que una señal eléctrica salga de mi cuerpo lo suficientemente fuerte para que mi médico pueda leerlo"; "Francamente, hay un factor escalofriante en toda esta idea del seguimiento de medicamentos.”[1]

Básicamente, se cuestiona la capacidad de esta tecnología para fomentar o incentivar el “cumplimiento” en las personas. Muchos consideran que el fármaco digital genera más desconfianza que confianza en la relación medico- paciente y llega hasta ser coercitivo.

Además, Abilify resulta ser una opción inusual para ser la primera medicina integrada con un sensor, pues la misma es suministrada a gente con trastornos psiquiátricos diversos (por ejemplo: esquizofrenia).

Por último, si bien nada dice el artículo comentado precedentemente sobre el derecho de privacidad, podríamos agregar que dicha prerrogativa no deja de actuar como barrera a la recolección, uso y manejo de los datos médicos –personales y sensibles– del paciente.

Tampoco se hace mención acerca del derecho de propiedad. ¿Cómo se protegerán estos datos cuya propiedad le pertenece pura y exclusivamente al paciente? ¿Cómo serán tratados los mismos?¿Cómo evitamos que sean utilizados para finalidades distintas a las que motivaron su obtención?

Sin duda alguna, todavía falta determinar el marco jurídico–legal que regulará este avance médico–tecnológico y no solo para la medicación de tipo antipsicótica sino para todas aquellas que actualmente se intentan desarrollar –cardiovasculares, contra la diabetes, etc..

 

1 de Enero, 2018, 15:50: ALFRE306Bioética
Existen varios estudios que demuestran los efectos que estas sustancias tiene en la salud de las mujeres.


Por: Sexo Seguro | Fuente: ACI Prensa



Llamaremos Genis, a una chica de 19 años que quisiera saber que efectos tienen en la salud las nuevas pastillas anticonceptivas conocidas como de nueva generación.

Existen varios estudios que demuestran los efectos que estas sustancias tiene en la salud de las mujeres; por ejemplo:

Un reciente estudio de la prestigiada revista de British Medical Journal, llevado a cabo en Reino Unido, estudio más de 5000 casos de mujeres entre 15 y 49 años  y demuestra nuevamente que los anticonceptivos hormonales con desogestrel aumentan en riesgo de trombosis venosa en las mujeres.

 

Así mismo, Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, publicaron un estudio donde comparan los hormonales orales de cuarta generación contra los viejos hormonales con levonorgestrel.



Este estudio concluye que los hormonales orales con drospirenona incrementan dos veces el riesgo el riesgo tromboembolias venosas comparado con levonogestrel.

22 de Diciembre, 2017, 17:28: ALFRE306Bioética
Planned Parenthood cerró 32 centros en Estados Unidos


Por: Redacción | Fuente: ACI Prensa



La multinacional del aborto Planned Parenthood (PP) es cada día más pequeña en el país donde realiza sus principales operaciones, Estados Unidos, debido a que en 2017 se vio obligada a cerrar 32 de sus instalaciones.

La información fue divulgada por American Life League (ALL) a través de su informe anual “Planned Parenthood Facilities Report”.

El informe indicó que PP cerró 32 de sus instalaciones en 16 estados y abrió apenas cinco nuevas instalaciones.

Por lo tanto, según indica el texto, la organización cerró “el 36% de sus instalaciones, pasando de 938 en 1995 a 597 instalaciones en la actualidad”.

En sus 597 instalaciones PP distribuye medicamentos y dispositivos abortivos. Mientras que en 356 de estos centros (59,6% del total), realiza abortos quirúrgicos o con medicamentos.



El texto indica que Wyoming y Dakota del Norte son los dos estados donde Planned Parenthood no opera ningún centro.

En cambio, ALL señala que “10 estados representan el 60% de todas las instalaciones de Planned Parenthood en los Estados Unidos”. Estos son “California (104), Nueva York (58), Washington (33), Texas (31), Ohio (24), Pensilvania (24), Nueva Jersey (23), Florida (22),
Wisconsin (21) y Michigan (19)”.

El informe de ALL explica que “Planned Parenthood intentó compensar esta pérdida de instalaciones mediante la apertura de edificios más grandes y exclusivos para atraer nuevos clientes y dar cabida a las personas que acudieron a sus instalaciones ahora cerradas”.

Sin embargo, “esto no funciona”, pues entre 2006 y 2015 PP “cerró el 24.9% de sus instalaciones y su base de clientes cayó un 23.6%”.

En los últimos ocho años esta multinacional ha realizado un promedio de 328.302 abortos anuales. Por ello, ALL espera que con la reducción de centros, más de 50 mil bebés prenatales sobrevivan a esta práctica en 2018.


|

Hay “una gran cantidad de grupos que luchan contra Planned Parenthood y cada uno tiene su estrategia sobre la mejor forma de detener sus actividades. Muchos contribuyen al cierre de las instalaciones de PP”, explicó el informe.

El programa STOPP de ALL apoya de todo corazón estas medidas, incluida la eliminación del dinero de los contribuyentes para Planned Parenthood”, afirmaron.

Según la activista provida y periodista Susan Michelle-Hanson, “el trabajo real de Planned Parenthood es quitarle la vida a un tercio de un millón de bebés no nacidos, y aún con ese dinero en sus arcas, el aborto es un negocio en decadencia a medida que más estadounidenses ven la realidad de la vida en el útero”.

20 de Diciembre, 2017, 17:43: ALFRE306Bioética
¿La anticoncepción es un beneficio, como se ha dicho una y mil veces en nuestro mundo moderno?


Por: P.Fernando Pascual, L.C. | Fuente: Catholic net 



No basta con repetir una frase para que se convierta en verdad. Como no deja de ser verdad algo que ha quedado excluido en el mundo de la información.

Muchos creen que la anticoncepción es un beneficio, una conquista, un instrumento valioso para defender los “derechos reproductivos”. ¿Es correcta esta idea repetida una y mil veces en nuestro mundo moderno?

Recordemos que las técnicas anticonceptivas buscan anular la posible fecundidad en las relaciones sexuales entre un hombre y una mujer.

Si lo anterior fuese algo positivo, una conquista, ¿cuál sería el bien que se obtiene? ¿Qué “ganancia” otorgan las técnicas anticonceptivas? Según sus defensores, el mayor beneficio consiste en evitar un embarazo no deseado. Lo cual permite que la relación sexual entre el hombre y la mujer goce de mayor libertad al no tener que confrontarse con los posibles deberes y responsabilidades que surgen cada vez que se produce una concepción.

Podemos entonces preguntarnos: ¿es bueno que una relación sexual no sea fecunda? ¿Es malo que se produzca un embarazo no deseado?

Sabemos que a lo largo de la historia se han producido y se siguen produciendo miles, millones de embarazos no deseados. Pero también sabemos que miles, millones de esos embarazos no deseados han terminado en un parto, y que entre nosotros viven miles, millones de hombres y de mujeres que empezaron a existir sin ser “queridos”, todo “por culpa” de un embarazo no deseado.

No es bueno vivir sin ser amados. Por eso lo mejor es iniciar el camino de la vida desde una actitud, por parte de la madre y del padre, no sólo de justicia y de respeto (lo mínimo que podemos ofrecer a cualquier ser humano), sino desde el amor.

Cada existencia humana encierra un tesoro de potencialidades y una riqueza profunda que se fundan en su dignidad intrínseca. No somos valiosos porque alguien nos ama. Al revés, porque somos valiosos podemos recibir y “merecer” el ser amados, aunque nadie puede obligar a otras personas a que nos amen.

Si reconocemos la dignidad intrínseca de cada vida humana, reconoceremos también que nunca puede ser vista como mala la llegada de un nuevo hijo en el mundo de los hombres. Porque cada hijo tiene un valor inmenso, porque su vida vale por sí misma, porque tiene unas potencialidades maravillosas.

Si la sexualidad está orientada naturalmente hacia la fecundidad, hacia la llegada de los hijos, no puede ser nunca un “mal” ni un “daño” el que una relación sexual desemboque en un embarazo. Lo que sí puede ser malo es que tal relación sexual se produzca sin amor, sin respeto, sin responsabilidad.

Hay que ir más a fondo en este punto. Si la sexualidad se orienta a la transmisión de la vida, y si toda vida humana es siempre digna y nunca debe ser discriminada ni rechazada, cada relación sexual implica una responsabilidad enorme. El hijo que puede surgir gracias a la misma merece apoyo, cariño, protección, y tantas cosas que los buenos padres buscan dar a sus hijos.

Querer destruir la fecundidad, querer que la relación entre un hombre y una mujer no produzca un hijo “temido” y no querido implica alterar, falsear, el sentido genuino de la sexualidad humana, porque considera una riqueza (la apertura a la transmisión de la vida) como un obstáculo, un peligro, incluso como un “mal”.

Ese es uno de los graves errores de la anticoncepción: manipular el propio cuerpo o la orientación natural del acto sexual para que no llegue a existir un hijo, para que no inicie una vida humana.

La actitud correcta, aquella que lleva a vivir la sexualidad de un modo distinto al que domina hoy en muchos ambientes, consiste en verla en el contexto de un amor sincero y pleno, de una donación seria y responsable, y de una apertura generosa, a la llegada de un posible hijo.

Que el amor llegue a esas características es posible en el marco de una estabilidad y de una entrega tan completas que sólo se dan así en el compromiso matrimonial vivido en su sentido más profundo. En otras palabras, sólo dos esposos, si lo son en plenitud y de modo auténtico, saben amarse y saben vivir su vida íntima de tal modo que la relación sexual con la que se dan sin reservas el uno al otro estará siempre abierta a la posible y magnífica noticia: ha iniciado a existir en el mundo un nuevo ser humano, que merece amor y que espera tanto de quienes son simplemente, para él, sus padres.


 


15 de Diciembre, 2017, 16:05: ALFRE306Bioética
Uso de anticonceptivos aumenta el riesgo de cáncer de mama, revela estudio


Por: Redacción | Fuente: ACI Prensa 



Un reciente estudio realizado por un grupo científicos daneses reveló que las mujeres que consumen cualquier tipo de anticonceptivos hormonales son más propensas a contraer cáncer de mama.

La investigación, respaldada por la Fundación Novo Nordisk, fue publicada el 7 de diciembre en la New England Journal of Medicine. Fue desarrollada por los científicos Lina Morch, Charlotte Skovlund, Philip Hannaford, Lisa Iversen, Shona Fielding y Ojvind Lidegaard.

Los especialistas evaluaron a 1,8 millones de mujeres de entre 15 y 49 años.

El estudio duró más de diez años y se descubrió 11.517 casos de cáncer de mama dentro de este grupo.

El estudio también reveló que por cada 100 mil mujeres que consumen anticonceptivos hormonales, hay 68 casos de cáncer de seno cada año.

Los resultados de la investigación además evidenciaron que no solo los métodos anticonceptivos antiguos causaban cáncer de mama, sino que también pueden hacerlo los métodos modernos de anticonceptivos hormonales, como el dispositivo intrauterino liberador de hormonas, las píldoras y otros implantes.

David Hunter, profesor de epidemiología y medicina en la Universidad de Oxford, dijo al New York Times que había una esperanza de que los anticonceptivos hormonales modernos “estuvieran asociados con un menor riesgo. Este es el primer estudio con datos sustanciales que demuestra que este no es el caso”.

Por su parte, Marisa Weiss, una oncóloga que fundó el sitio web breastcancer.org, declaró a ese mismo medio que la investigación de los científicos daneses es “importante porque no teníamos idea de cómo las píldoras modernas eran comparables a las pastillas anticuadas en términos del riesgo de cáncer de mama, y no sabíamos nada de esto con respecto a los dispositivos intrauterinos”.

“Y si sumamos todos los millones de mujeres que toman la píldora, esto se torna en una preocupación importante para la salud pública”, prosiguió.

Este no es el único estudio que ha revelado que el uso de anticonceptivos aumenta el riesgo de cáncer de mama. En el año 2014, una investigación realizada por un grupo de médicos de la India halló “que el uso prolongado de píldoras anticonceptivas es más alto entre mujeres que sufren de cáncer de mama (11,9%), comparado con individuos sanos (1,2%)”.

Actualmente, algunas mujeres han optado por utilizar el método Essure, un anticonceptivo no hormonal que se inserta en las trompas de Falopio para impedir el paso de los espermatozoides. Sin embargo, su uso puede causar dolores crónicos, perforación de órganos, agotamiento y envenenamiento por níquel.

La Iglesia siempre ha señalado que los métodos anticonceptivos son inmorales porque separan la procreación del acto sexual. En cambio aprueba los métodos de Planificación Familiar Natural (PFN) porque permiten que la pareja permanezca abierta a la vida.

Existe una gran variedad de métodos naturales que tienen una base científica para evaluar cuidadosamente el cuerpo y el ciclo menstrual de cada mujer. Además cada vez son más las mujeres en el mundo, y no son solo católicas, que están comenzando a utilizarlos.

13 de Diciembre, 2017, 15:53: ALFRE306Bioética
En la actualidad la eutanasia, se revela como una nueva amenaza a la vida humana en México


Por: Luis Antonio Hernandez | Fuente: Red de Comunicadores Católicos 



En la actualidad la eutanasia, se revela como una nueva amenaza a la vida humana en México, al menos así lo evidencian los resultados de la Encuesta Nacional Sobre Muerte Digna.

Misma que fue presentado hace unas semanas, durante los trabajos del Primer Coloquio Internacional por el Derecho a una Muerte Digna.

De acuerdo con los datos arrojados por este sondeo se infiere que 7 de cada 10 mexicanos se manifiestan a favor de la eutanasia, el 71% considera que jurídicamente debe ser permitido que los enfermos reciban ayuda para concluir su vida.

En este orden de ideas, la investigación sugiere que el 68% de los encuestados opinan que las personas que padezcan una enfermedad dolorosa y/o terminal deben poder decidir si quieren morir.

Asimismo, indica que 6 de cada 10 personas estarían dispuestas a recurrir a esta práctica.

A pesar de lo delicado que de por si son ya estos resultados, lo más preocupante es que esta misma investigación refiere que el 70 % de los entrevistados que expresaron su simpatía con la eutanasia, se definieron así mismos como personas católicas.

Lo cual muestra la eficiencia de los grupos que buscan destruir la vida y la fe, para al amparo de argumentos supuestamente basados en el amor, la dignidad del ser humano, la piedad, el no sufrimiento y la autodeterminación, colonizar paulatinamente las conciencias de quienes han estado cerca de enfermos en situación terminal.

Como católicos y personas de fe, hoy más que nunca debemos tener claro que como afirmará Juan Pablo II, “Él respeto a la vida es fundamento de cualquier otro derecho, incluidos los de la libertad”.

Sobre todo no perder de vista que aun cuando el derecho mexicano no contempla de manera específica la figura de la eutanasia, esta práctica se encuentra inserta dentro del catálogo de delitos contra la vida, contemplados por el Código Penal Federal.

Además de ello es importante tomar en cuenta que en la República Mexicana, existen 18 constituciones locales que de manera categórica tutelan y protegen la vida desde su inicio en la fecundación y hasta su conclusión natural.


A pesar de los desmedidos esfuerzos de los promotores de la cultura de la muerte, en nuestro país, es realmente reducido el número de personas que han firmado algún documento de voluntad anticipada.

Sin embargo, no debemos bajar la guardia y mantenernos firmes en nuestros principios y convicciones, sobre todo refrendar nuestro compromiso de compartir la verdad y los postulados de la Doctrina Social de Iglesia, con el mayor número de personas posibles.

Los creyentes debemos estar preparados para defender la vida frente a esta nueva ofensiva, estamos llamados a custodiar el derecho a la vida y la dignidad humana en el vientre materno, la infancia, la discapacidad, la vejez y la enfermedad.

La vigencia de una cultura que privilegie los valores humanos y cristianos, depende en gran medida de todos y cada uno de nosotros, como representantes y miembros de la Iglesia Católica.

11 de Diciembre, 2017, 17:48: ALFRE306Bioética
¿Por qué la legalización del aborto es contraria al derecho internacional? 


Por: Salvador I. Reding Vidaña | Fuente: Red de Comunicadores Católicos 



¿Por qué la legalización del aborto es contraria al derecho internacional? Porque el 22 de noviembre de 1969, 22 países americanos firmaron la Convención Americana sobre Derechos Humanos, llamada “Pacto de San José de Costa Rica”, y la ratificaron con su firma en fechas posteriores, México incluido.

En este deber sobre derechos humanos, los estados partes se comprometieron a respetar lo dispuesto en el artículo 4.1, que dice: “Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”, y en el artículo 5.1: “Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral”.

Lo anterior se complementa con lo determinado en el artículo 1.2: “Para los efectos de esta convención, persona es todo ser humano”. Por último está lo dispuesto en el artículo 24: “Todas las personas son iguales ante la ley. En consecuencia, tienen derecho, sin discriminación, a igual protección de la ley”.

Lo anterior es más que suficiente para considerar al aborto como un hecho contrario al compromiso contraído por las naciones signatarias en San José de Costa Rica. El aborto provocado es la violación del derecho a la vida de una persona, a partir del momento de la concepción y antes de su nacimiento.

Este derecho se refuerza con el que determina que nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente, incluyendo al ser humano nonato, y con el del derecho al respeto a su integridad física, psíquica y moral. No puede la ley nacional aceptar esta violación de derecho a la integridad y a la vida a quien no ha nacido aún, ya que el artículo 24, tal como está literalmente citado impide excepciones por discriminación; la ley debe darle igual protección.

En esta forma, el compromiso vale tanto para un niño o adulto mayor, como al ser humano recién concebido. Todo esto es tan claro como el agua, y la única forma de aprobar el aborto, es pisoteando el compromiso adquirido en el ámbito internacional. El pacto de San José obliga como Nación, a reconocer que todas las personas son iguales ante la ley, desde el momento de la concepción.

Quienes están a favor de la desprotección legal a las personas concebidas que aún no nacen, están en contra del derecho a la vida consagrado por los estados nacionales americanos, México incluido. Peor aún es la posición de quienes no solamente pretenden ignorar lo anterior, sino que favorecen el supuesto “derecho” de una persona a decidir la privación de la vida de otra persona no nacida, aunque esté en su vientre.

Estos derechos humanos a la vida y la integridad de las personas desde su concepción, son válidos independientemente de las creencias religiosas de las personas. Es inaceptable, por compromiso firmado y ratificado, que se discrimine contra los recién concebidos para privarlos de la vida, pues ante la ley, todas las personas son iguales y merecen la protección legal de su vida.

Es contraria al derecho internacional la solicitud de que una mujer pueda decidir si priva de la vida a una persona con horas, días o meses de concebida y que está en su vientre. Ningún médico, enfermero, partera, curandero o brujo, tiene derecho a ayudar a una mujer a privar de la vida a la persona en gestación en su vientre.

El artículo 2 reza: “Si el ejercicio de los derechos y libertades mencionados en el artículo 1 no estuviere ya garantizado por disposiciones legislativas o de otro carácter, los estados partes se comprometen a adoptar, con arreglo a sus procedimientos constitucionales y a las disposiciones de esta convención, las medidas legislativas o de otro carácter que fueren necesarias para hacer efectivos tales derechos y libertades”.



Con base en dicho texto, un estado parte no solamente está obligado a respetar legalmente el derecho a la vida (desde la concepción) sino también a adecuar sus leyes al Pacto de San José, lo cual implica abrogar o derogar toda ley que apruebe el aborto provocado. Esta obligación se ratificó con la firma del "Protocolo de San Salvador", adoptado el 17 de noviembre de 1988, en su artículo primero.

Ningún legislador puede proponer iniciativas de ley y menos aprobarlas, cuando violentan directamente la Convención de Derechos Humanos del Pacto de San José. Toda organización política, no gubernamental o de la sociedad civil que favorezca y defienda el “derecho” al aborto, está violentado dicho Pacto, hace un llamado a la ilegalidad.

No hay manera de darle vuelta: el aborto es un crimen contra el derecho humano consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en particular en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, llamada “Pacto de San José de Costa Rica”, firmado y ratificado hace ya años.

 

8 de Diciembre, 2017, 15:25: ALFRE306Bioética
El video que cambió mi visión sobre la muerte


Por: Alvaro Díaz | Fuente: catholic-link 



En esta ocasión el Padre Mike de Ascension Press nos habla sobre la realidad que viven las personas que se encuentra en la etapa final de sus vidas: la muerte. Si bien es un video que como verán está diseñado para reflexionar en el tiempo cuaresmal, pensar sobre los asuntos al final de la vida no nos es algo ajeno, es un asunto del cual podemos ocuparnos hoy.

Me llama la atención la experiencia que menciona de una enfermera que trabaja en Cuidados Paliativos, es decir que atiende a personas que están en los últimos momentos de su vida. En mis años de experiencia médica también he tenido la oportunidad de acompañar a varios enfermos que se acercan a esta etapa, que poco a poco van asimilando que la muerte es una realidad, que es un paso que tendrán que vivir. Y ciertamente coincido con lo que expresa este sacerdote: no estamos preparados para la muerte. No nos es fácil aceptar lo más real y cierto que existe: Todos en algún momento dejaremos de existir en esta vida. Las personas en momentos de enfermedad se resisten a pensarlo, lo evitan y lo niegan, pues piensan en la muerte como algo muy malo. Sus familiares tampoco esperan con gusto ni desean que esto suceda. Ni siquiera los médicos o los profesionales de la salud sabemos asumir la muerte, nos parece un fracaso de nuestros esfuerzos, nos parece frustrante y un enemigo que debemos enfrentar.

Por lo anterior es comprensible que ante la muerte se expresen distintos “lamentos” como menciona esta enfermera, especialmente si ves que el fin de tu vida se acerca y no has hecho o has dejado de hacer aquello que es fundamental.Se experimenta la limitación, la pérdida de control, el no poder dar vuelta atrás y cambiar de lo que se está arrepentido. Puede ser que la experiencia sea que en la vida no se haya encontrado un sentido, que no se haya encontrado la verdadera felicidad. Es entonces comprensible que morir cause miedo y rechazo.

Creo que para acompañar a una persona en estos momentos lo principal no es decir o hacer ver que la muerte no es tan mala, no se trata de evitar que no se sienta miedo o tristeza. De lo que se trata es que ayudemos a que entiendan en este momento lo valiosas que son, que a pesar de lo que hayan hecho o dejado de hacer, su vida no ha perdido su valor y dignidad. Que encuentren la oportunidad de acogerse a la Misericordia de Dios, que experimenten el perdón, que se reconcilien consigo mismas y con los demás, que sientan que no es demasiado tarde para encontrar lo esencial de su existencia, para encontrar a Dios que los consuela y alienta y que se vean fortalecidos en la esperanza de que luego del dolor y del sufrimiento, tenemos la confianza del gozo de la resurrección: camino que Cristo ha trazado para nosotros, para el cual estamos llamados.

Me parece oportuno que lo que acabo de mencionar no es solo aplicable a quienes están en lecho de enfermedad, a puertas de partir de este mundo; es una invitación para todos para acoger las palabras de Jesús  de «estar preparados porque no sabemos el día ni la hora».



«A través de la muerte se abre también, para cada uno de nosotros, más allá del tiempo, la vida plena y definitiva. El Señor de la vida está presente al lado del enfermo como quien vive y da la vida, pues él mismo dijo: “Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia” (Jn 10, 10)» (Benedicto XVI).


VER VIDEO: 
https://youtu.be/aEXSTejwxJc

5 de Diciembre, 2017, 18:35: ALFRE306Bioética
Es lesbiana y se opone al “matrimonio” gay: La diferencia de los sexos es fundamental


Por: Redacción | Fuente: ACI Prensa 



Nathalie de Williencourt es lesbiana y se opone al mal llamado “matrimonio” homosexual, a pesar de enfrentarse al rechazo del lobby gay, y asegura que “la diferencia de los sexos es irreductible” y fundamental en la sociedad.

Nathalie es la fundadora de Homovox, una agrupación ciudadana que busca dar voz a los homosexuales que no se sienten representados por los grupos LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales).

Ella es lesbiana, pero asegura estar en contra de la equiparación del matrimonio a las uniones de parejas homosexuales y la adopción de niños por parte de estas parejas. Una opinión que le ha valido el rechazo de los lobbys gays.

En entrevista concedida a ACI Prensa, De Williencourt aseguró que así como hay leyes para evitar la homofobia, también son necesarias otras “que los alienten a comprometerse fielmente si lo desean. Pero las leyes deben ser diferentes para parejas de hombres y mujeres y parejas del mismo sexo; de lo contrario, estamos en la ideología del género que afirma que la diferencia entre hombres y mujeres no es fundamental en la humanidad”.

De Williencourt insistió en que siempre que se diferencie del matrimonio hombre-mujer,“el Estado puede ofrecer a estas parejas un contrato, pero debe ser absolutamente diferente del contrato de matrimonio que debe reservarse para la pareja hombre con mujer. La diferencia de los sexos es irreductible”.

En ese sentido, la fundadora de Homovox insistió en que “la justicia y la caridad hacia las personas homosexuales consisten en darles la bienvenida como son, sin juzgar” y reclamó que “todas las personas homosexuales deben ser escuchadas”, ya que no todas piensan igual.

De Williencourt dijo que para ella, la adopción es “dar unos padres a unos niños que han sido privados de ellos y no al revés. Porque es el más débil (el niño) al que se debe favorecer por una cuestión de justicia” y apuntó que “si un niño no tiene padre y no tiene madre, lo mejor para él es que lo acoja una pareja de hombre y mujer, en igualdad de condiciones”.

E insistió que la sociedad también tiene que saber que existen homosexuales que se alejan de los postulados LGTB y que reconociendo su atracción hacia personas del mismo sexo también “defienden el ‘derecho del niño’ antes que el ‘derecho al niño’, estas personas son numerosas, pero a menudo piensan que están aisladas y suelen ser muy atacados por homosexuales militantes”.

Sobre la ideología de género

Ante la imposición de la ideología de género, la fundadora de Homovox aseguró que “los estudios de género son el hogar de ideólogos que quieren formar conciencias de manera totalitaria desde una edad muy temprana, pero las preguntas que plantean son legítimas”.

Por eso animó a todos, “especialmente los cristianos, trabajar para responder de manera justa, con argumentos trabajados y sin ideología. Las conclusiones de estos estudios (de género) son discutibles, y creo que no tienen que tener lugar en las escuelas”.

Nathalie aseguró a ACI Prensa que a pesar de que todavía hoy en algunos países se castiga con la muerte a los homosexuales, “la humanidad está progresando en la forma en que ve a las personas con atracción hacia el mismo sexo”.

También alentó a reflexionar sobre los temas relacionados con la atracción hacia personas del mismo sexo: “No debemos temer confrontar esta parte misteriosa de nuestra humanidad, bajo la mirada de Dios”.

Por eso insistió en la importancia de que sean “acompañados al vivir esta condición que no han elegido”, recordó que “los cristianos estamos ante el mandato de Cristo de amar a nuestro prójimo incondicionalmente” y subrayó que “el encuentro con Cristo puede ayudar a estas personas a vivir la castidad”.

“Espero que en los siglos venideros, los hombres tengan la sabiduría y la humildad para dar a estas personas un lugar adecuado, ni vergüenza ni orgullo, sino la aceptación de lo que son en su totalidad, incluso en su infertilidad biológica, que protege a los niños de una filiación falsa”, aseguró.

 

Artículos anteriores en Bioética